el mandala y su relación con el cuerpo y el alma

En la tradición esotérica antigua se utilizaba el mandala para desarrollar el poder innato que llevamos dentro como seres humanos en proceso de cambio permanente transmitiendo la información que hay en el cuerpo de luz de la persona.

En el cuerpo de luz hay muchas historias que no han terminado de brotar y otras muchas que no deberían estar ahí por ser reflejos del inconsciente que llevan datos erróneos de comportamiento o actividades no del todo legales desde el punto de vista espiritual, como la mentira o el fracaso.

La forma del mandala es la de un balón que anuncia lo que hay que sanar, y en base a eso, surge la idea de materializar la forma concreta que da lugar al traslado de información al cuerpo físico para que todo se ordene cuando le has dado conciencia a tu mandala o seguir enviando dolor si no reconoces que hay un alma dentro de cada envoltura física que es la que manda sobre ti.

La forma de cada mandala en el plano terrenal es siempre la misma, el círculo cerrado, un símbolo muy evidente de que uno está encerrado en una estructura que representa al Universo en su totalidad.

¿Te has preguntado alguna vez qué te pasaría si abandonaras el círculo? Pues te lo voy a decir, saldrías volando hacia el cielo como un cometa y serías libre de la atadura terrenal. Pero para eso necesitas conocer lo que hay dentro de tu mandala para poder realizar la transformación de manera clara y decidida de acuerdo a lo que te dice, ya que una vez que lo sacas a la luz se convierte en el guía de tu vida y nunca te abandonará.

El mandala se transforma en la medida en que tú le das poder al alma para que dirija tu existencia y es el mejor mensajero que te puede aconsejar en momentos difíciles con solo mirarlo a la cara y pedirle orientación.

El alma que hay dentro del cuerpo es la que da la vida al individuo y no al revés. El cuerpo material es una entidad sin vida si no tuviera el alma que guarda la información de vidas pasadas y sabe lo que más conviene a la persona en ese momento de su encarnación. Y la vida está en el mandala que representa al alma y te da la vida por donde vas sin plantearte siquiera si haces bien o mal, ya que no se permite nada erróneo cuando lo tienes a la vista y sabes que te habla desde el Amor para sanar tus heridas del tiempo y resolver tus dificultades.

Si quieres aprovechar la ocasión para descifrar tu propio mandala, no tienes más de decírmelo enviándome un e-mail y lo desarrollaré para ti dándote las pautas para que lo utilices de acuerdo a lo que te pide.

La imagen de cada mandala se tiene que hacer en el nivel de conciencia adecuado y se necesitan varios días para su desarrollo completo, ya que el alma programa la información que le va dando a la persona a medida que yo lo dibujo de acuerdo a su capacidad para absorber la energía espiritual que lleva incorporada y a veces puede tardar demasiado según el criterio personal que se tenga sobre el tiempo, pero para mí siempre será el perfecto y el que la persona necesita para su mejor evolución y comprensión del mandala.

Puedes escribirme a asunchavarri@gmail.com para aclarar dudas si las tienes y acordar el precio de la sanación.

1 Comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: