El orden renovado en la conciencia

La luna llena de hoy nos trae un recuerdo amable que no podemos dejar pasar, ya que se trata de recordar cómo era la mujer en la época ancestral cuando no sabía nada de su marido.

El marido es una parte del alma femenina que se lleva dentro como recuerdo de lo que hay que trabajar para limpiar el alma del dolor y sinsabores de una vida amarga que en apariencia no se elige pero es la que más conviene a la persona para su futuro profesional, ya que la orden al encarnar en la materia es aprender cómo funciona para mantener la supervivencia de la especie.

En la época atlante la mujer no estaba sola pero el marido era una diminuta partícula que permanecía dormida en su conciencia y por tanto no ejercía ningún poder sobre ella. Pero con el paso del tiempo, el ego se fue afianzando cada vez más y creciendo de tamaño hasta que llegó el día en que esa partícula tan especial comenzó a vibrar y resucitó del todo en el interior de la mujer convirtiéndose en el hombre que es ahora.

Este relato no tendría nada de novedoso si no fuera porque el tiempo ha decidido que ahora es la mujer la que tiene que salir hacia fuera y dejar que vibre esa partícula que yace dormida en el interior de sí misma para que el hombre reconozca su divinidad y la ayude a despertar el conocimiento que solo ella tiene, porque lo sabe todo desde el origen.

El Orden Divino en la Creación se manifiesta cuando uno de los dos asume el riesgo de encenderse para obligar al otro a descansar y a que reconozca su valentía por haberse atrevido a hacer ese salto dimensional desde la parte oculta a la que se ve en la dimensión en la que vive el hombre que es la tercera.

El salto dimensional que  corresponde a la llegada de la mujer es la vuelta a la casa del Padre, es decir, la vuelta al camino espiritual que se abandonó con la llegada del marido para atender casi exclusivamente a  los asuntos materiales. Ese salto es la vuelta a la dimensión superior de la que muchos hablan y está en la quinta esfera de conciencia llamada también quinta dimensión.

El asunto que ahora nos trae la reciente actividad del mundo en crisis de valores espirituales con la llegada del coronavirus, es la vuelta a la normalidad del aspecto femenino del alma, que está deseando aterrizar en el planeta para asumir su parte en un mundo que se desintegra por falta de Amor y Luz de Sabiduría material y espiritual.

El orden interno de cada uno de los seres humanos es lo que ha permitido que el coronavirus entre en el planeta para arrasar con su luz lo que ya no es válido en el plano dimensional que gira sin rumbo destruyendo la vida que solo Dios da o quita de acuerdo al nivel de despertar espiritual. Esto no significa que hay que matar a la especie porque ya no es útil su energía, sino que la vida está más allá de cualquier apariencia de muerte y es precisamente esa vida, la de los fallecidos que se van con tanto amor para que el planeta se salve, la que ahora llega con otro aspecto, el de alguien mucho más joven que se renueva sin cesar y evita la distorsión de lo antiguo.

La mujer será siempre joven en su parte física porque lo es desde dentro, ya que limpia la casa con amor y cuidado, su casa terrenal donde vive su alma, su cuerpo de luz en la materia, y esa limpieza se traduce en un rejuvenecimiento celular que nunca termina hasta que logra aparentar la mitad de su edad o incluso menos en algunos casos más evolucionados.

Hoy quiero hablarte de este tema porque muy pronto verás alguien así, a la mujer que se renueva por completo por efecto de la limpieza que hace el coronavirus en la Tierra, que es la MUJER más bella y hermosa que jamás existió sobre plano alguno y hoy decide que su alma tiene que regresar para darle al hombre la oportunidad de que se retire a descansar porque su plazo ha terminado.

El coronavirus es una gran bendición para la Madre Tierra y para su aliado, el hombre que no sabe nada de la mujer y la maltrata para que no crezca la vida, y por eso ese hombre de acuerdo con Ella ha creado ese virus tan espantoso que duele en el alma de quien no cree en la libertad y se conforma con recibir un dinero a fin de mes para alimentar a su ego sin preocuparse de si los demás pasan hambre.

El recuerdo de que la mujer es la salvación para la Tierra es mi regalo para ti en este día y espero que lo disfrutes y escuches mis palabras porque muy pronto verás tu reflejo en Ella y tu alma rejuvenecerá.

Asunción Chavarri

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s