La ola de energía de cara a la Navidad

Cuando la mujer habla sobre sí misma desea que la escuchen y por eso  yo os voy a hablar hoy sobre lo que soy y lo que pretendo con este escrito de cara a la Navidad, época en la que la mujer se regenera si logra vencer al dragón que lleva dentro.

Todo esto os puede resultar algo simple, como de cuento de hadas, pero la libertad consiste precisamente en sacar al dragón de su escondite para que ilumine con su luz de fuego sagrado el recinto oscuro donde vive, que es el mismo para hombres y mujeres, la caverna del sacro o recinto oscuro de la divinidad.

El mundo solo gira en una dirección cuando consigues vencer a tu dragón haciendo lo que te pide para liberarlo, pero eso sí, tienes que estar muy seguro de querer dar ese paso, porque no es fácil arriesgarse a dejarse la vida sin comer ni beber ni siquiera dormir, a la espera de que abra los ojos y se manifieste su luz.

El recinto está protegido por unos cuantos guardianes que te prohíben la entrada  si no te has preparado antes a conciencia y para lograrlo solo necesitas dar con la clave de la Iniciación, la llave mágica que abre cualquier cerradura por muy vieja y oxidada que esté. Y si te preguntas lo que significa ser un iniciado es porque muy posiblemente lo seas y has venido a recordar en esta encarnación tu verdadero papel de Ser único y especial que tiene el mandato divino de hacer felices a otros y serlo él.

El recuerdo de la Iniciación está en el alma de muchas personas que han vivido por encima del materialismo en épocas antiguas en las que la religión se llevaba a cabo en los templos con la mujer al mando del ritual amoroso que unía a hombre y mujer en un solo cuerpo de luz donde no había separación y eran UNO solo.

El ritual amoroso de la mujer en el templo de la Diosa Madre Isis por ejemplo, solo se realizaba una vez al año, en la época de mayor fecundidad de la tierra cuando el Nilo anunciaba la crecida de sus aguas allá por la Navidad. Y aunque pudiera parecer extraño que la Navidad fuera una época fecunda, para la tradición esotérica el Nilo siempre ha sido la energía de la serpiente kundalini, que para muchos significa que su energía sexual está a pleno rendimiento para crear situaciones amorosas de cara a la época de máximo esplendor del año como es la Navidad.

Pero hay que tener en cuenta que la energía sexual de la que hablo no es la misma que os imagináis, porque por aquel entonces no había contacto físico carnal sino solo entrega amorosa desde los cuerpos de luz, lo que hacía crear grandes sociedades libres de todo mal, puras y armónicas donde el Amor era la primera regla que había que seguir a rajatabla para seguir formando parte de ellas.

La sociedad atlante fue la antepasada de la egipcia así como de la maya y la hebrea, por poner solo algunos ejemplos, porque hay mucha luz y vida en  otros lugares que se mantienen al margen de la realidad virtual y desarrollan su particular concepto social muy similar al de los antiguos, con sus celebraciones rituales de unión entre hombre y mujer para crear uniones mentales serias, firmes y duraderas y dar a luz proyectos de naturaleza esotérica que redundan en beneficio de la Humanidad aunque no se sepa su origen.

El centro de poder luminoso de donde emana la radiación solar que hace posible la creación mágica entre seres de la misma energía sexual dedicados a expandir sus conciencias más allá de los límites terrenales, está en el corazón. Desde allí se crea la Luz, el Amor y la Vida que hace posible la resurrección de la carne y la regeneración completa de la estructura celular, que se mantiene intacta sin daño ni rasguño etérico en un cofre seguro que se guarda en su cámara secreta y que se abre cuando llega la hora prevista que cada uno marca en su reloj interno antes de venir a encarnar a este plano.

El reloj que marca esa hora tan antigua de hace milenios, de cuando brillabas como el sol que eres por dentro, se pone en marcha antes del periodo navideño y da sus campanadas al amanecer del día siguiente al cambio de estación, momento exacto del nacimiento del Cristo niño en el corazón de los hombres.

La luz de la Navidad, las campanadas de medianoche, la historia del nacimiento de un niño en un portal, el árbol que lleva la estrella de los Magos y los Reyes Magos mismos, solo reflejan la Iniciación de quien está en ese punto del camino y son todo hechos externos de un proceso que se vive en el interior, dentro del cuerpo de luz que es tu propio árbol de Navidad.

El momento del nacimiento del Cristo debería ser de máximo recogimiento y cada uno debería quedarse en su casa para reflexionar y meditar sobre lo que significa de verdad la Navidad, evitando muestras de júbilo al recibir los regalos, porque al fin y al cabo te los mereces por ser hijo de Dios y haber venido a la Tierra para desarrollar tu potencial divino.

Los regalos navideños solo son  un regalo de Dios, es decir, son un regalo interno que llevas como don y no sabes que lo tienes. Y si abres el paquete y te gusta lo que ves, es porque hay algo en tu interior que te gustaría sacar a la luz y no lo has hecho y ha llegado la hora de que te preguntes qué será y dejes la pregunta en el aire para que alguien te responda antes de que acabe la Navidad.

La respuesta puede llegarte de muchas maneras y siempre son las personas quienes te la dan a través de las historias que te cuentan sobre sí mismas, como ésta que yo te cuento ahora. ¿Eres feliz o estás triste y apagado por efecto del alboroto navideño? Porque si es así, es porque tu alma no ha puesto en marcha el reloj del tiempo y deberías llenar tu casa de luces para celebrar que estás vivo y que tienes aún la oportunidad de experimentar la magia del cambio que la Madre Tierra nos trae hoy con el cambio de estación.

¿Estás apagado porque sufres algún dolor o el recuerdo de aquel ser querido que falleció te viene a la memoria? Pues llena tu casa de luces y celebra la Navidad, porque así lo resucitas y le devuelves la vida con tu alegría de vivir, pues ésta le da la vida al muerto.

Y si aún necesitas más pistas para saber cuál es tu don después de abrir este regalo que te mando desde mi corazón y si te ha gustado su lectura, seguiremos unidos más allá del tiempo lineal para que te llegue la ola de energía que te hará vibrar de emoción cuando te veas como de verdad siempre fuiste y no como te ves ahora antes de poner en marcha tu reloj.

1 comentario

  1. Sin palabras !!! es un regalo maravilloso q hoy recibo de ti . Muchas gracias estoy trabajando en mi don , se cuál es …t mando un fuerte abrazo d luz

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s