Mis libros en Amazon

La misión del alma es saldar las deudas que están pendientes de resolver de otras vidas anteriores en las que no hubo conciencia como Ser espiritual.

El pasado siempre está presente en la actividad diaria a través de las diversas informaciones que llegan desde el inconsciente y que son visibles en la experiencia cotidiana, pero si uno no expresa su sentir o bloquea el camino de salida porque no le da conciencia a la vivencia, el problema se acentúa y la deuda kármica se materializa en una forma más densa cada vez hasta que se hace visible por su propia densidad y resulta más difícil liberarla.

Puedes hacer algo concreto para tratar de saldar la deuda acumulada que desconoces y es pagar con alegría lo que compras con la intención de cancelar lo que ocultas de otras vidas pasadas que dificultan tu caminar en el ahora, o hacer un regalo o donación con la misma idea para que compruebes el resultado por ti mismo.

El mundo se compone de personas que dan y otras que reciben en un intercambio permanente de deudas kármicas y asuntos sin resolver de una época ancestral que sigue plasmando su mensaje en nuestro vivir sin que nos demos cuenta de nada, por lo que te invito a que reacciones a tiempo y compres algo hoy para evitar un futuro incierto y lleno de dudas por la cantidad de bloqueos inconscientes de tu pasado. Y analiza después lo que te llega como resultado de tu acción.