Mis libros en Amazon

Respuestas del alma

Soy una mujer que escucha la pregunta de si sé quién soy y cuál es mi propósito en la vida. Es mi alma quien lo hace para ayudarme a reflexionar sobre mi misión.
Y yo le respondo siempre lo mismo: Estoy aquí para ayudar al que me lo pida y ser feliz con lo que hago, teniendo en cuenta que mi ayuda proviene del plano espiritual que reconoce la parte luminosa de los seres humanos y no me importa si son guapos o feos, blancos o de color, ricos o pobres.
Es un buen día para preguntarse algo en este sentido y aclarar en la mente cuál es tu intención al respecto y si estás preparado para actuar dándole un sentido a la vida.

ole un sentido a la vida.


Mi reflexión sobre esto llega a la conclusión de que mi orden se altera cuando hay algo fuera de lugar que no debería estar presente en mi vida porque se ha quedado antiguo en mi espacio.
¿Qué es lo antiguo para mí? Consejos inútiles sobre mi forma de pensar; asuntos sin importancia que me roban energía o tropiezos en el mismo error por no aprender a la primera.
Si piensas que debes cambiar algo hazlo, no lo dejes para mañana con la idea de que ya lo harás por falta de tiempo o energía o porque te asusta enfrentarte a lo nuevo, que trae la energía del amor al cambio permanente, o lo que es igual, el amor a la Vida.


El alma vive dentro del cuerpo, pero se va de viaje por momentos cuando el cuerpo no escucha su voz para sanar el pasado.
Voy a ponerte un ejemplo de mi propia experiencia. El alma que llevo dentro me pide que atienda a personas que no me agradan por intolerantes y porque rechazan la energía espiritual y mi parte femenina. Y si yo le pregunto al alma por qué , me dice que no la escucho y que la intolerante soy yo en alguna otra vida pasada que debería reparar ahora. Y eso significa que mi alma se va de viaje y sale del cuerpo para ir al encuentro de la persona adecuada que me permita sanar esa historia pendiente de tiempo atrás, y si no lo hago y mantengo mi posición de intolerancia al no aceptar lo que me pide, me destruyo por dentro y dejo de sentir el amor a la vida en lo que me rodea.
Sal de viaje hoy y vuelve a casa con el regalo en tus manos de una sanación que no esperabas al no saber que tu otro yo está diseminado por el tiempo en infinidad de partículas luminosas que buscan su espacio en el ahora y te piden ayuda desde tu inconsciente.

El alma te pregunta hoy si estás dispuesta a cambiar tu visión de la vida, porque es la única manera de que aterrice lo nuevo en tu corazón.
Pero te preguntarás cuál es la visión que hay que aceptar para que fluya el Amor en la Humanidad y deje de resonar con historias del inconsciente que se repiten para sanar.
La nueva visión habla de ayuda humanitaria, entendiendo como tal la ayuda espiritual que se reparte a quien no sabe nada del alma y busca una salida a su dilema existencial. Nos habla de perdón y aceptación de la diversidad; todos somos iguales en el alma aunque en diferentes cuerpos y modos de ver la vida.
Pero el alma también recomienda celebrar la libertad y esperar lo mejor de cada día, que trae lo nuevo si miras con atención a tu alrededor para descifrar el mensaje que te da.
Y por último recordarte que en la nueva visión solo hay paz y armonía entre los humanos; no hay disidencia, ni conflictos, ni razones que llevan a la guerra para saciar la ambición de unos cuantos, solo hay Amor, Amor y más Amor. ¿Te apuntas?

Cuando algo nos preocupa la mente se irrita y se confunde y dejamos de sentir que somos libres aunque en apariencia no lo seamos.
La preocupación es un estado emocional conflictivo que trata de resolver un viejo asunto que no tuvo un buen fin en el pasado, ya sea en ésta u otras vidas anteriores.
Pero si te das cuenta de que la historia te manipula desde dentro para no enfrentar la realidad que tienes delante, automáticamente la preocupación se va y vuelves al ahora para asumir lo que te pasa desde una nueva perspectiva al haberte liberado de una carga.
La única preocupación que se permite al humano es la relacionada con el despertar espiritual y la energía sanadora de su tiempo, que supondría el rejuvenecimiento celular y la perfecta salud física y mental del cuerpo después de hablar con el alma para que te indique lo mejor para ti.
Siempre hay una salida para todo lo que te preocupa que solo el alma sabe cuál es, y por eso hoy te lo pregunta, para darte una respuesta si esto que lees te ayuda a analizarte mejor hoy día.

Sería bueno que te hicieras esta pregunta para darte cuenta de que no hay división entre los dos y ambos forman la unidad que se llama cuerpo humano.
El alma está dentro del cuerpo pero no la ves; es la que actúa por detrás de la apariencia física para darle al cuerpo la forma que tiene, sus características principales de salud o enfermedad y todo lo que hace que ese cuerpo funcione, desde la respiración, la digestión, los problemas mentales, la capacidad de resolver asuntos, y un largo etcétera de actividades internas que hacen que seas tú mismo tal y como te das a la vida.
¿Pero te has preguntado qué pasaría si el alma se saliera del cuerpo para no volver a entrar en él? Se llama muerte, y por eso te digo que nada es lo que parece y que el cuerpo solo reacciona a lo que el alma le dice que haga.
Puedes conocerte mejor si abres esa puerta y pones la intención en tu día de dejarte llevar por el alma para ver lo que te ofrece y después lo analizas y te das las gracias por haberla escuchado.

Hoy recibes la orden de cambiar algo en tu plan diario y aún sabiendo que esa orden te la da el alma, te resistes a sacar la conclusión acertada de que todo es para tu mayor bien y al final del día te sientes aburrido y cansado de esperar la mejor solución para tu vida.
Resistirse a la influencia del alma solo trae mal humor y ganas de abandonarlo todo, ya que la vista se nubla al no aceptar lo que te da como mejor remedio sanador en ese momento, y eso es un grave error si tienes en cuenta que el Amor lo es todo y no hay nada más.
Pero el Amor no es solo eso, el aceptar lo que el alma te da como remedio sanador de sí misma, sino permitir que te hable a través de la relación con los demás y escuchar sus opiniones y mensajes directos que te llegan al corazón como un dardo envenenado si los escuchas desde el ego sin darle opción al otro de que te manifieste su Amor.
El proceso de cambio interno lleva consigo admitir la dualidad sin resistencia para soltar con armonía los mensajes dolorosos del pasado que ya no resuenan en el ahora. Atrévete a soltarlos y no te resistas a nada, porque todo está bien como está y tu alma se alegra de que lo entiendas.

Puede que esta pregunta te parezca un poco rara porque no crees en el cielo como tal, ya que la enseñanza religiosa que nos inculcan saca al cielo de la experiencia diaria, como si fuera ajeno a la realidad.
El cielo está en tu mitad luminosa, la otra cara de la moneda que tú como ser humano representas: un solo Yo que vive en dos planos diferentes, el celestial o galáctico y el terrenal por el que caminas con los pies.
Pero si yo te dijera que en el cielo y en la tierra todo es igual, ¿me creerías?
No hay diferencia entre ambos si has logrado unir ambas mitades, si dejas de sentir que algo te manipula, si evitas pensar que hay enemigos a tus espaldas que te hacen la vida imposible y lo relacionas todo contigo, con tu lado oculto que se llama inconsciente, al que no ves porque tanta luz te ciega.
Hoy se trata de que analices la diferencia que existe entre el bien y el mal, el cielo y la tierra o infierno, el amor y el odio, la noche y el día…… y así hasta la eternidad del mundo dual en el que las dos mitades se confunden para ver si así nos damos cuenta de que solo hay un UNO que lo abarca todo en su moneda y en Él solo hay Amor que no se parte por la mitad para dárselo a unos y a otros no.
Corrige el error de pensar que hay un cielo más allá de ti mismo y date la bendición que mereces aquí y ahora para que el Ángel que te acompaña no te abandone jamás por intolerancia.

La pregunta de hoy tiene que ver con el nivel de conciencia de cada uno en la medida en que te responsabilizas de tu acción sin culpar a nadie de tu error.
Hay muchas veces que la experiencia nos habla de un mal paso en la manera de enfrentar la situación, y como no nos gusta el resultado, intentamos que otro asuma nuestra falta de visión al actuar culpándole de nuestros actos.
Pero en el fondo siempre te culpas, porque si recuerdas las preguntas anteriores, el alma viaja para unirse al momento de tu vida anterior en la que no hiciste lo que debías y ahora te vuelve a presentar lo mismo para que lo repares asumiendo la responsabilidad de tus acciones sin culparte a ti mismo en el pasado.
No te olvides de que todos somos Uno y de que la culpa busca el equilibrio a través del castigo.
Desbloquea la mente y acepta lo que haces como forma de reparar tus antiguos errores, que no sabes que están ahí para ayudarte a desenterrar viejas heridas que no dejan de sangrar y te afectan como persona y Ser espiritual.

El Amor queda pendiente de darse cuando uno no sabe dónde está la partícula que lo hace posible, ya que no está en este plano sino en el de más arriba al que todos nos dirigimos cada uno a su paso, lento o rápido según el nivel de evolución y la conciencia de despertar espiritual.
El Amor no es lo que uno cree, no es compartir cuerpos sino darse la mano para compartir emociones, desvelos y alegrías y por qué no, algún que otro salto en el tiempo.
Hay una persona que me sigue en esta etapa a la que hace mucho que no veo, pero siento que está cerca de mí porque compartimos momentos de juventud y me siento agradecida por haberle conocido.
El Amor es también eso, gratitud y compañía aún en la distancia y buenos recuerdos que quedan grabados para siempre en la memoria porque te ayudan a crecer en la vida y a saldar tus deudas pendientes con el mundo.
Estoy aquí para lo que necesites, mi trabajo se hace a distancia y no hay separación en las almas que se reconocen como amigas, hermanas y cómplices en las duras batallas de la vida.
Llámame y te escucharé.

Hoy te pregunto si vuelas sin alas, porque uno puede ser libre si experimenta la dicha de conectar con el alma sin moverte de la silla.
A veces me pregunto si la vida es igual en el otro lado de la realidad, si uno en el cielo necesita dinero para vivir o puede volar sin alas aún estando tan arriba. Y la respuesta es la misma: «hace falta mucho dinero para volar tan alto como deseas, pero ese dinero es la luz del oro espiritual que sale de renunciar a la materia».
En el mundo material se necesita dinero para satisfacer los gastos de la vida, pero en el mundo espiritual no existe ese dinero tal y como lo entendemos, pero sí existe el oro espiritual que es la moneda de cambio con la que se compra la sabiduría y los dones espirituales que no son gratis y hay que pagar un precio elevado por ellos.
Pero esto tiene una doble lectura, porque si eres muy rico en dinero, puede que no tengas interés en saber cómo es tu alma por dentro y al contrario pasa lo mismo, si eres muy rico en oro espiritual puede que no te interese el mundo material, y eso es un reflejo equivocado si tienes en cuenta que todos vivimos en el mismo recipiente y en él hay una Ley que obliga a gastar dinero para corresponder al alma en su deseo de ascender.
El problema reside en que nadie relaciona el mundo espiritual con el dinero y no le da valor al oro espiritual, y por eso la mente se altera al no relacionar el cuerpo con el alma en un asunto tan material como es disfrutar del dinero para la supervivencia.
Si todo fuera gratis no habría desequilibrio, pero lamentablemente no es así y la distorsión se encarga de satisfacer la ambición de unos cuantos en detrimento de quien sí busca la libertad económica que proviene de una relación sana con el alma.
Vuela cada día un poco más alto pero aterriza de vez en cuando para recoger tu recompensa. Las alas rotas no existen, solo se guardan en tu interior a la espera de que las abras para volar en ambos mundos con total libertad

¿Qué significa combinar bien la vida y la muerte?
Yo he pasado por varias situaciones de este tipo en las que a veces me siento rejuvenecer y otras siento que me muero al no escuchar lo que mi alma me oculta porque no me conviene saberlo en ese momento. Pero todo ello va unido a la experiencia de saber que Soy Yo la que me habla desde otro mundo más elevado al que yo desde aquí no puedo llegar si no fuera porque hay un canal abierto que me permite esa comunicación.
La Vida es la muerte, y ambas se unen en este plano para darte el poder de decisión y la oportunidad de alcanzar éxito en el mundo material si dejas la muerte a un lado y te conectas con la vida, ya que la muerte se manifiesta en todo lo que ya no es útil a la Humanidad ni a ti mismo como persona.
Recuerda que estás sanando el tiempo para que puedas volver a casa en libertad con tus asuntos pendientes resueltos y la muerte juega un papel fundamental en tu experiencia cotidiana para que la liberes con tu intención y puedas irte en paz cuando el alma salga de tu cuerpo.

Pasamos la mayor parte del tiempo pensando en lo que no tenemos sin pararnos a ver lo que hay cerca, y eso significa que no hay lugar para nosotros en este mundo al proyectarnos fuera de él con nuestro pensamiento.
En el mundo cercano hay posibilidades infinitas de hacer el bien y demostrar que uno es libre y no se asusta de lo que viene, que ya sabes será lo mejor para ti lo entiendas o no ahora. Pero sí es importante que reconozcas que lo que te llega cada día es porque tú lo has elegido y nadie más que tú es responsable de lo que te pasa.
El cierre de ciclo en el que estamos para pasar a la nueva era, solo actúa en el canal de luz para limpiar los residuos del pasado si eres consciente de que desarrollas un nuevo estilo de vida cada vez más simple y natural, sin tanta complicación de objetos inútiles que ensucian tu mente y tu cuerpo de luz al no darles salida en tu mundo y utilizarlos para lo que de verdad sirven con la conciencia de que un objeto es algo vivo que se merece una oportunidad.
El objeto nunca pasa de moda si lo reciclas una y otra vez y sacas la vida que lleva dentro dándole una segunda oportunidad de resucitar su energía, y ese trabajo te beneficia, porque si el objeto eres tú y forma parte de ti, haces lo mismo contigo y saltas por encima del tiempo para rejuvenecer.
Compruébalo por ti mismo y no te olvides de que todo es luz a tu alrededor incluido el mundo material.

Es el momento de analizar lo que te pasa durante el día para ver si tienes algo que cambiar, algo que no te haya gustado, el comportamiento agresor de alguien de tu entorno o incluso el momento que vives a nivel social, ya que todo es un reflejo de tu mundo interno.
Puede que la pregunta no te ayude a responder con claridad qué es lo que necesitas cambiar de ti mismo, pero eso no importa, lo que vale es tu intención al reconocer que tienes algo dentro que necesita una limpieza y es el alma la que pone en marcha el mecanismo necesario para que la limpieza se lleve a cabo sin que apenas te des cuenta y veas el resultado cuando menos te lo esperas.
Resistirse a creer que uno está sucio por dentro debido a las experiencias mal digeridas, es como tirarse a un pozo sin fondo para caer en un mundo perdido en el que no hay salida, así que te propongo un ejercicio de humildad y reconocer tus errores en base a lo que ves, lo cual sería un gran avance en tu camino y la salida del pozo sin dudarlo.
Puedes analizar el comportamiento ajeno como una buena base de trabajo para tu alma, ponle deberes, que le gusta responder a tu solicitud de ayuda y cambiar lo que haga falta con tu consentimiento.

Cuando uno dice algo no se da cuenta de que saca lo que lleva dentro sin limpiar y puede que no lo reconozcas a la primera porque no es fácil averiguar lo que te traes entre manos con el fin de sanar tu alma.
Presta atención a tus palabras y recuerda que todo es por algún motivo y que si dices algo que no te gusta escuchar a través de la boca de otro, es porque tu espejo te habla para que saques la bayeta y lo limpies. Y agradécetelo y no tires piedras contra tu tejado criticando su postura para darle la vuelta a la información y cancelar esa energía en tu futuro para que no te vuelva a molestar.

Hoy recibes la orden de recordar tu experiencia en la luz, cuando solo disponías de un cuerpo de materia luminosa sin la densidad que hoy se acumula alrededor de ese núcleo que se ha convertido en un recipiente que alberga órganos y huesos y no se acuerda de nada de lo anterior.
Pero hay una historia que te conviene recordar para aligerar la carga que supone guardar mucha densidad en una caja llena de historias que se acumulan y se guardan con avaricia, como si no quisieras librarte de ellas, porque aunque pesan, son tuyas y no deseas compartir tu experiencia con los demás aunque sabes que podrías ayudarles si te lo propones.
Hay un concepto erróneo sobre lo que significa ser avaricioso y yo me considero muy avariciosa, porque he compartido muchas historias pero me guardo muchas más a la espera de que alguien reaccione y se dé cuenta de que el Amor que se transmite en una palabra podría sanar un universo entero. Y si nos unimos unos cuantos en transmitir ese Amor, puede que el mundo cambie algún día y nos hagamos más conscientes de nuestro potencial sanador con la palabra, ayudándonos mutuamente en nuestras respectivas misiones.
Cuando uno es rico en luz debería compartirla, no importa en qué lugar o momento, solo te pido que no relaciones la avaricia solo con el dinero material y te hagas consciente de tu potencial sanador en la luz que es el dinero más valioso que existe.

La pregunta de hoy tiene que ver con el amor a uno mismo y lo que recibes de otros en base a lo que tú les das.
El amor no solo es ser feliz en la relación de pareja sino darse regalos de alma, los que llegan del cielo para abrirte la mente a la nueva vida que está por llegar, y si los aceptas de verdad, estarás agradecido por habértelos dado.
El amor a uno mismo se compra con regalos materiales o espirituales que te das o regalas a otros en tu nombre, porque siempre te volverán multiplicados y serás feliz sin que te lo propongas, solo por haberle dado a alguien una parte tuya muy personal y liberadora que tiene que ver con tu mundo espiritual.

El mundo no es lo que parece y si tiras la toalla puede que pierdas algo importante que nunca sabrás lo que es.
La paciencia tiene un límite, pero a veces es necesario esperar para ver lo que te da la vida después de atravesar el desengaño que te obliga a darte por vencido, solo es cuestión de tiempo darle la vuelta a la historia si te lo propones con la intención de que todo se ordene dentro de ti y se coloque en su sitio.
Si uno decide abandonar es porque no está seguro de su fracaso, es decir, que piensa que podría tener éxito en lo que hace y el éxito causa pánico a quien no está listo para asumirlo.
Jamás te des por vencido y compruébalo tú mismo cuando tengas la oportunidad de asumir un reto importante que te crea confusión porque no sabes cuál será el resultado.

Cuando uno se aburre de la vida y no sabe qué hacer con ella, se dedica a dar órdenes a los demás para que las cumplan, porque así demuestran que su poder es mucho más grande de lo que refleja su apariencia.
La orden que recibes desde fuera no siempre es acertada, pero a veces hay que respetarla para evitar un conflicto mayor, así al final eres tú quien gana si lo haces de buena gana sabiendo que la información que te da el contrario no es de tu interés y está fuera de tu órbita.
Te voy a poner un ejemplo. Hace tiempo tuve una experiencia con alguien que se empeñaba en obligarme a hacer algo que no me gustaba y después de una dura pelea cedí aún sabiendo que eso no era lo más adecuado para mi energía. Pero al final tuve que reconocer que en lugar de sentirme amargada por haber hecho algo en contra de mi voluntad me sentí rejuvenecer, porque supe al instante que había doblegado a mi ego y soltado una energía muy densa que me molestaba.
No siempre hay que obedecer pero sí darse cuenta de que cuando hay que hacerlo por fuerzas de causa mayor, es porque hay algo que soltar que afecta a mucha más gente de la que imaginas y al final sales vencedor en la lucha interna entre la luz y la sombra de tu ego inferior.
Te animo a que lo hagas y nunca te des por vencido en la lucha por la libertad. La victoria es de los valientes y nunca del cobarde que se oculta tras la máscara de la incertidumbre y el miedo a fracasar.